Ambientación - Consejos de supervivencia para cazadores.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ambientación - Consejos de supervivencia para cazadores.

Mensaje  [^YOKO^] el Dom Feb 05, 2012 2:21 pm



Toda el material sobre el mundo en el que nos encontramos se recoge en esta sección: Criaturas, lugares, consejos... Abre los ojos y horrorizate al observar la verdad. Los monstruos existen.


CONSEJOS DE SUPERVIVENCIA PARA CAZADORES



"VIDA Y MUERTE"



Si quieres vivir, te plegarás a los mandamientos que contiene este documento. Sí, están grabados en piedra. Trátalo como lo harías con cualquier tabla que te fuera enviada desde los Cielos porque, sencillamente, eso es lo que es.


Aunque me molesta tener que repetirme, volveré a decirlo. Aquellos de vosotros que no hagan el esfuerzo de memorizar estas instrucciones, recopiladas por obra y gracia de mi amorosa bondad, se estarán apartando de mi misericordia y de mi ayuda y se quedarán solos, reducidos a sus propios e insignificantes recursos. Leed este documento en voz alta hasta que lo hayáis memorizado a la perfección. Dormid con una copia bajo vuestra almohada. Comedlo. Respirándolo.


Si queréis morir, es que formáis parte del problema. El hecho de que sigo vivo y activo en la caza a pesar de mi juventud es la única credencial que necesito. Muchos de vosotros me conocéis por diversas identidades falsas que no seré tan estúpido como para revelar en esta insegura lista. Eso es todo lo que me dignaré a decir.


"DEBERÁS"


Obedece estos mandamientos en su letra y en su espíritu y vivirás para cazar otro día. No son "consejos útiles" u "opciones". Son obligatorios. No soporto a los idiotas y puedes estar seguro de que el Cielo es menos compasivo que yo.
Advertirás que he añadido ejemplos y otros materiales suplementarios a los mandamientos. Aunque su propósito es ilustrar, el lector cuidadoso descubrirá que es simple extrapolar estas sombrías parábolas, relato de las desventuras de nuestros colegas, y obtener diversos códigos auxiliares para un comportamiento seguro.


LEYES DE ATENCIÓN: Prestarás atención a cuanto te rodea en todo momento. Recuerda siempre que el sueño tiene más en común con la muerte de lo que la persona media quiere admitir. Cada vez que permites que tus ojos se cierren o que tu atención se distraiga te arriesgas a tu destrucción.
Sencillamente, si un cazador quiere tener éxito no puede permitirse que su atención flaquee un solo momento. Siempre estás de guardia: para los que compartimos esta vocación no hay días de baja por enfermedad ni pausas para el café. Es más probable que te enfrentes a la muerte cuando tu guardia esté baja.
¿Por qué es esto tan crucial? Luchas en una guerra en la que siempre te superan en armas y siempre te superan en número, así que la única ventaja con la que cuentas es la multiplicación de los factores tácticos (volveré sobre esto más adelante). No puedes adquirir la ventaja táctica a menos que seas consciente de ella antes que tu adversario y para ser consciente de los factores latentes en tu entorno necesitas mantener los ojos abiertos... por completo.

Además, si tengo que recordarte que los primeros segundos de un encuentro son los más importantes, ambos estarnos perdiendo el tiempo. La emboscada es la peor de todas las situaciones tácticas posibles y la mejor defensa contra ella es la atención.


PERMANECE DESPIERTO: Mantén los ojos abiertos. Como a la mayoría de los humanos, se te ha mentido. Has sido programado para creer que necesitas mucho más descanso del que realmente te es indispensable. Combate esa programación porque, como a menudo me veo forzado a repetir, el salario del sueño es la muerte.

Demasiados cazadores han muerto o se han visto obligados de cualquier otra manera a abandonar su vocación porque los monstruos los sorprendieron en medio del sueño. Para reparar esta anilla rota de tu armadura, te recomiendo que te entrenes para no dormir más de tres horas cada periodo de 24. Puesto que el cuerpo desarrolla rápidamente una gran tolerancia a grandes dosis de cafeína y mi posición con respecto a las drogas ilegales puedes encontrarla más adelante, sugiero que el principiante recurra a distracciones tales como largos paseos nocturnos y dolor físico (auto infligido o de otra naturaleza) para estimular sus cansados sentidos.

Recuerda que la noche es gobernada por los monstruos y es especialmente importante que estés preparado durante sus horas de actividad.


LEE LOS SIGNOS: Se te han otorgado varios medios para reunir información sobre los monstruos. Algunos de ellos son universales (tus propias habilidades deductivas, tus sentidos, el Decreto Angélico) mientras que otros son dones especiales de la caza que deben ser merecidos o entregados por la Gracia inescrutable. En todo caso, es tu responsabilidad esforzarte incesantemente para utilizarlos en la caza.

Tendrás más posibilidades de sobrevivir si vives como si éste fuera el menos perfecto de todos los mundos posibles. O, para decirlo con mas sencillez, debes considerar que cada extraño al que te encuentras en la acera, cada encuentro ocasional, cada momento de todos los días de tu vida es culpable hasta que se demuestre lo contrario. Los monstruos pueden esconderse detrás de cualquier rostro. La corrupción se oculta incluso detrás de las fachadas de apariencia más pura.

Interroga al Ángel, aunque no haga más que entregar su mensaje y permanezca mudo el resto del tiempo. Observa a los niños que juegan en busca de señales de abuso o pecado preternatural. Vigila a los amantes y sospecha si se muestran antinaturalmente saludables, inmerecidamente felices. Disecciona cada momento hasta que se rinda a la evidencia del mal que esconde en su interior y entonces actúa para erradicar de raíz ese mal.

Prestarás atención a cuanto te rodeo en todo momento. Mantén los ojos abiertos y permanece alerta al más insignificante cambio de cuanto te rodeo. Si te encuentras en un lugar muy transitado, trata de escuchar cada una de las conversaciones que se produzcan a tu alrededor. Conoce los nombres y descubre las debilidades de todos los que te rodean: sus apetitos sexuales, sus escándalos, aquello de lo que se arrepienten... Esos son los hilos de los que tirarán los monstruos. Así que será mejor que aprendas cuanto antes a cortarlos.


REUNID INFORMACIÓN: Este es un punto estrechamente relacionado con el anterior, pero muy importante de seguir. Una vez que hayáis descubierto las señales que revelan la presencia de los monstruos, vuestro trabajo no habrá hecho más que empezar. Si queréis sobrevivir, deberéis excavar más profundamente y exponer la naturaleza y las características del monstruo al que estáis combatiendo come si exhumarais a un cadáver de la tierra.

Cuanto más sepáis sobre una criatura, más posibilidades tendréis de sorprenderla, de usar sus propios hábitos y patrones de comportamiento contra ella. Descubrid sus debilidades y sus fortalezas y estad preparados pare ambas. La emboscada es una de nuestras armas más poderosas. Utilizadla siempre que os sea posible. Seguid todas las pistas. Investigad incluso aquellos elementos de la caza que os parezcan menores o irrelevantes. Nada es irrelevante. Incluso las marcas del polvo en uno de los osarios de los asesinos puede señalar el camino. Resolved incluso los acertijos más extraños que os proponga el Ángel.

Vivid en bibliotecas si podéis. Estudiad el Derecho, la Historia, la Política y el Arte en busca de pistas sobre los escondites de los monstruos. Prestad la máxima atención a los obituarios, porque contendrán los nombres de vuestros futuros enemigos.

A despecho de las calumnies que se han vertido contra mí en este mismo foro, no os aliento a interrogar a las presas capturadas o a sus cómplices. La tortura y la intimidación son herramientas poco elegantes que deberán ser utilizadas solamente cuando fallen los precisos instrumentos de la intuición y la investigación. Sin embargo, resultan útiles y dudo que ni siquiera mis detractores quieran convenceros de que un arma eficaz de supervivencia deba ser descartada por completo.

Entrevistaos con aquellos que hayan sido víctimas de los monstruos, siquiera indirectamente. No es necesario que sean conscientes de la naturaleza de sus opresores pare conocer algunos detalles de utilidad sobre las bestias: dónde reside un monstruo, lo que teme, aquello de lo que se alimenta... Basaos en esta información, pero sed siempre muy sutiles. Recordad que las criaturas a las que cazáis estarán muy pronto cazándoos a vosotros.


HONRA TUS INSTRUMENTOS Y PRESERVA SU SANTIDAD: Eres el único faro con el que la humanidad cuenta pare disipar las sombras. Eres la piedra angular en el muro de la inocencia, el que mantiene alejados a los monstruos. Eres tu mejor arma, tu espada, tu escudo y tu armadura.

Trátate con el respeto que este papel se merece. Si llueve o hace frío, ponte a cubierto. Si tienes hambre o sed, come o bebe. Si estás herido, busca atención médica. Si no lo haces, te estarás hurtando fuerzas sin necesidad y este acto, a su vez, hurtará a la humanidad uno de sus pocos defensores. No se trata de arrogancia sino de una buena táctica.


PERMANECE EN EL SIGILO: Yo sería el primero en estar de acuerdo con la afirmación hecha por Constructor50 de que la sociedad occidental está casi irremisiblemente corrupta, manchada por influencias antinaturales, como una casa que apesta a orines. Los monstruos engordan en las alturas mientras los demás nos esforzamos por comprender cómo es posible que las estructuras que nos parecían tan inocentes cuando éramos niños se hayan vuelto tan viles.
Y, sin embargo, la verdad se esconde en el corazón del fango. Encontrarás el corazón de tu poder en la multitud, en la simple interacción inocente con otros seres humanos. Observa los rostros de la turba. Observa los rostros de los niños antes de que sean pervertidos per los monstruos y observa los rostros de sus familiares y amigos mientras se encorvan bajo el peso de la esclavitud y otras mentiras.
Algunas veces, las suficientes, les verás olvidar su condición de esclavos. En ese momento se revelarán a ti como lo que podrían haber sido en un mundo menos oscuro, en esta Tierra que nosotros, y solamente nosotros, hemos heredado.
Disfruta de esos momentos y recuérdalos con cariño cuando los monstruos te obliguen a superar tus límites. Cuando no hayas dormido en dos días, te hayan disparado en el estómago y hayas tenido que envolverte en cinta aislante para impedir que se te salgan las tripas, cuando te estén masticando las muñecas, piensa en lo que podríamos haber sido.

Permanecer en contacto con el pozo negro en el que los monstruos han convertido a nuestra especie puede impedir que grites. Podría incluso impedir que abandonases. No otorga más beneficios, pero, en mi opinión, éstos son más que suficientes.


MANTÉN TU PÓLVORA SECA:No sólo me refiero a lo más evidente (trata a tu munición con el respeto que se merece), sino a algo más sutil. No les harás ningún bien a tus camaradas (por no hablar de ti mismo) si permites que tu cuerpo,
tu mente o tu espíritu pierdan eficacia por falta del adecuado mantenimiento.
En particular, tu cuerpo es tu arena y tu medio de transporte más útil. Requiere combustible, en forma de comida fresca y nutritiva y requiere mantenimiento. Si no comes, tu efectividad se resentirá. Sé que muchos de vosotros estáis convencidos de que es una pérdida de tiempo y un acto de auto gratificación, pero eso no tiene el menor sentido. Incluso Dictadora11 comprende que si no le pone gasolina a su coche, éste no andará. Al cuerpo le ocurre lo mismo.

En particular, tu cuerpo es tu arena y tu medio de transporte más útil. Requiere combustible, en forma de comida fresca y nutritiva y requiere mantenimiento. Si no comes, tu efectividad se resentirá. Sé que muchos de vosotros estáis convencidos de que es una pérdida de tiempo y un acto de auto gratificación, pero eso no tiene el menor sentido. Incluso Dictadora11 comprende que si no le pone gasolina a su coche, éste no andará. Al cuerpo le ocurre lo mismo.

Por la misma razón, debéis mantener el cuerpo limpio. La suciedad no es productiva porque alienta el use de la enfermedad como arma. Además, mantener un nivel de higiene os permite moveros con más facilidad entre la multitud, impide que atraigáis la atención y, al mismo tiempo, os facilita la recogida de información y la obtención de apoyo.

Como demuestran mis recomendaciones con respecto al sueño, estoy lejos de ser un hedonista, así que no debes considerar este mandamiento desde esa perspectiva. Como tú, no albergo ilusiones acerca de los cuestionables placeres de la carne, ni me gusta invertir mis recursos, que deberían estar al servicio exclusivo de la caza, en mi propio cuidado y alimentación.

Sin embargo, al contrario que los patéticos "mártires", reconozco la utilidad del cuerpo. Mantén tu pólvora seca. Si estás demasiado débil pare comer, no eres de ninguna utilidad pare el resto de nosotros. Honra a tus instrumentos.


CULTIVA LA PACIENCIA: He visto a más de los nuestros destruidos por culpa de la impaciencia que por cualquier otro pecado. Todos estamos sedientos de victoria; todos queremos que esta guerra termine pare poder irnos a casa a descansar o por cualquier otra razón.
Pero no terminará hasta el día en que hayan sido registrados los sótanos más profundos de todas las ciudades y todos los muertos hayan sido obligados a devolver lo que han robado. En otras palabras, la cruzada durará mucho tiempo, así que no tiene sentido dejar que la impaciencia te vuelva descuidado. No cambiara nada. Solo provocará errores.


PLANEA LOS ENCUENTROS: Planea con antelación cada detalle de las confrontaciones. Golpea sólo cuando todos los elementos estén en su lugar y cuando te hayas preparado pare todas las posibles contingencias. Si estás cazando a uno de los bebedores de sangre, estate preparado pare todos los tipos que conocemos, tanto los solitarios como los comunales. Prepara tres estrategias diferentes, porque las dos primeras fracasarán. Lleva contigo armas auxiliares. Ten la posibilidad de pedir refuerzos, si es que cuentas con ellos.


GOLPEA DESDE LEJOS: En relación directa con el impulso de forzar una confrontación antes de que todo esté preparado, está el impulso de enfrentarse al enemigo directamente. Resístete a este impulso en todo momento. Si te has puesto en una situación que sólo puede resolverse con un contacto directo y físico con la presa, es que te estás arriesgando demasiado.

Conviértete en un maestro en el arte de la gratificación remota. Consigue contactos que te puedan proporcionar explosivos. Determina qué monstruos son rivales entre sí y trata de engañarlos pare que se adentren en los territorios de sus enemigos. Sabotea su maquinaria vital. Adquiere un arma con mira telescópica.

Por encima de todo, recuerda que si puedes mirar al monstruo a los ojos, es que estás demasiado cerca. Sus ojos pueden hacer ciertas cosas.


MANTÉN TUS OPCIONES ABIERTAS: Este mandamiento es un corolario a todo lo dicho anteriormente, pero pondré el máximo énfasis en él pare tratar de grabarlo en vuestras cabezas. Debes ser siempre flexible y eso significa tener un medio de defensa o una vía de escape en reserva.

Hay pocas cosas más estúpidas que una lucha estacionaria en un callejón. De uno en uno, ellos son más fuertes que nosotros. Por consiguiente, trata de lograr que la batalla se mueva constantemente, porque eso te permitirá aguijonear al enemigo, atormentarlo y minar sus fuerzas hasta que finalmente se agoten.

Sólo entonces será seguro enfrentarse a él. Pero antes de ese momento, la responsabilidad que le debes a tu vocación exige que no te comprometas en acción alguna que limite tu capacidad de movimiento. Sé flexible, al tiempo que actúas pare dificultar la libertad del monstruo al que cazas.


"NO DEBERÁS"


"Nunca digas nunca jamás" es un eslogan favorito para aquellos que están demasiado ciegos para ver la naturaleza eterna de la verdad. En nuestra vocación, tanto como en cualquier otra, hay una serie de tácticas que son siempre poco sabias. Si sigues estas sendas estarás asegurando tu destrucción o, lo que es peor, sabotearás los esfuerzos de otros.

Si te entregas a cualquiera de estas prácticas, te espera un destino horrible, más tarde o más temprano. Serás mutilado, humillado, ridiculizado, neutralizado, utilizado, poseído, traicionado o asesinado. Devorarán tus órganos delante de tus ojos, te degradarán de forma grotesca, te obligarán a torturar o asesinar o te convertirán en uno de ellos. Te volverán contra los tuyos.

Di nunca jamás. Dilo a menudo. Y lo que es más importante, vive de acuerdo a ello. O deja de vivir.


NUNCA CACES SOLO: Como ocurre con gran parte de este material, esto debería ser obvio pero te incluyo aquí en beneficio de los que acaban de sufrir la transformación o de aquellos de nosotros que debieran mostrar más sabiduría. Nunca te enfrentes directamente al enemigo a menos que estés en contacto con aliados o hayas confiado de alguna manera tus notas a la posteridad. Sin dada te darás cuenta de que este segundo curso de acción indica que el cazador se ha resignado a la muerte y, por consiguiente,

No debe esperarse de él que actúe de acuerdo a sus intereses. Si un camarada hace testamento a ordena sus archivos, vigílalo de cerca. Si se produce un "accidente", tú también podrías verte comprometido.


NUNCA UTILICES MEDIOS DE TRANSMISIÓN INSEGUROS: Mientras estés practicando la caza propiamente dicha, debes permanecer en contacto permanente con otros cazadores. Te recomiendo los teléfonos inalámbricos por su eficiencia y portabilidad, pero nunca debes comprometer la caza con referencias directas en este medio. Las conversaciones inalámbricas son sumamente susceptibles de vigilancia e interceptación y pueden ser grabadas y seguidas hasta su fuente.

Como extrapolación a partir de este principio básico, nunca debes referirte a "v_mp_r s", "f_nt_sm_s" o asuntos similares en ninguna publicidad accesible o medio de comunicación de masas. Al hablar con tus colegas sobre la caza utiliza cualquiera de los eufemismos informales que hemos creado con este propósito. No existe protocolo alguno para hablar con los no combatientes sobre la caza, porque hacerlo equivale a un suicidio.

A menudo se me critica por mostrarme inflexible en este asunto. Sin embargo, sigo vivo mientras que muchos indiscretos han gritado con todas sus fuerzas "v_mp_ r_ s" en un programa de radio o en Internet y no se les ha vuelto a ver.

Para decirlo en términos simples, no te conviene descubrir tu mano. Sabemos la verdad, pero ellos desconocen quiénes somos. Hagamos lo posible para que siga siendo así, porque, como dije antes, la sorpresa es una de las pocas ventajas tácticas que poseemos.


NUNCA DEJES REHENES: Cada cazador que cae en manos del enemigo es una amenaza para el resto. El rescate o la eliminación de los capturados es tu obligación, no solo por ti mismo y por la seguridad de tu grupo, sino por tus camaradas cazadores y el propio prisionero.
Aunque muchos de los más sutiles medios de coerción y control que los monstruos poseen sobre los humanos parecen no funcionar en el caso de los cazadores, debo subrayar que no estamos seguros de esto. En teoría, no hay nada que impida a las criaturas utilizar.
sus insidiosas habilidades hipnóticas sobre nosotros si llegan a encontrar la combinación correcta de factores que les permita hacerlo. No conviertas este asunto en sujeto de experimentación. Si uno de tus hombres es capturado o queda aislado en territorio enemigo, haz la única cosa honorable.
Dejando de lado tan sutiles consideraciones, no olvides que las criaturas son perfectamente capaces de utilizar los métodos mundanos de coerción (tortura, lavado de cerebro, seducción, engaño o una combinación de los mismos) para extraer información o conseguir lealtad de nosotros. Nadie quiere ver a sus familiares colgados de las vísceras porque un "aliado" de confianza ha revelado direcciones o números de teléfono.
Recuerda la regla de oro: no querrías ayudar a los monstruos divulgando información, ni siquiera cuando te vieras compelido a hacerlo por medio del dolor o la mutilación. Otórgales a tus compañeros el mismo respeto. Si no puedes rescatarlos inmediatamente, mátalos.


NUNCA REVELES TU VOCACIÓN: No eres una puta, que se expone a cada imbécil con el que se encuentra. Eres un cazador y como tal, tu vocación no tiene nada que ver con la auto-expresión, la confesión o cualquier otra debilidad exhibicionista del espíritu.
Me enferman quienes reiteradamente hacen ostentación de sus pasados y sus cualidades personales. No sólo es algo irrelevante para nuestro trabajo, sino que además es peligroso. Al transmitir estos detalles, se están colgando carteles de "se busca" con sus fotografías. Y, además, si llegaran a ser capturados por el enemigo o forzados por medio del chantaje o el secuestro, nos encontraríamos con una situación de rehenes. Esto es, el resto de nosotros nos veríamos comprometidos y nos encontraríamos en grave peligro. El chismorreo sobre asuntos irrelevantes proporciona a las criaturas pistas sobre nuestras identidades. Andar farfullando "Soy camionero en Kenia" o "Soy una paquistaní que vive en Londres" es un suicidio. Qué excitante para quien lo hace. Esto no es un juego. Nos enfrentamos a criaturas que no vacilarían en cortar sistemáticamente la garganta a todas las paquistaníes de Londres para dar contigo.
No conoces mi hombre, mi edad o mi ocupación. No sabes cómo fui educado (¡si es que lo fui!) ni en qué parte del mundo vivo. Aunque es posible que hayas especulado sobre mi edad, tal vez las pistas que haya podido dar no sean más que engaños que he difundido deliberadamente. O no.
Soy Dios45. Eso es todo. He hecho desaparecer mi historia personal, tanto en este foro como fuera de Internet, por medio de la destrucción quirúrgica de ciertos documentos. No tengo una familia que pueda ser utilizada contra mí y, ya que estamos, contra ti. Espero que tú muestres la misma cortesía hacia mí.


NUNCA IMPLIQUES A LOS INDEFENSOS: De la misma manera, muestra la cortesía debida a la gente normal a la que dejas detrás, manteniendo tus actividades en secreto. Ellos no comparten nuestra vocación y se les debería permitir vivir sus vidas lo mejor que puedan. Es lo más cercano al libre albedrío que la mayoría de ellos conocerá jamás.
Esto es especialmente cierto en el caso de que hayas conservado tus lazos familiares o amistades. Si su conexión contigo llega a ser conocida, esta pobre gente afrontará terribles represalias a manos del enemigo. No magnifiques el peligro arrastrándolos a un mundo que no han pedido conocer.


NUNCA TE CONVIERTAS EN UN OBJETIVO: Tú eres el cazador, no la presa. Cualquier curso de acción que tenga como resultado la inversión de estos roles es un error que debe ser evitado a toda costa. Los cazadores suelen cometerlo enfrentándose a la ley, pero cualquier encuentro directo con el enemigo puede traducirse en la humillación y el hostigamiento, si no la persecución hasta el punto de provocar la locura o la muerte.
Recuerda que éste sigue siendo su mundo, no el nuestro. Ellos controlan a la Policía, a los juzgados y a los medios de comunicación. Si llamas su atención - o la atención de sus marionetas - te destruirán. Permanece alejado de los focos. Sé uno entre el ganado. Mantén un perfil vulgar. Nunca permitas que nadie acceda en el círculo secreto de tu vida, porque si ellos encuentran el camino hasta tu desprotegida panza, puedes estar seguro de que te devorarán hasta que no quede nada de ti.
Si llegas a llamar la atención de la Policía o los medios, no digas nada sobre la caza. A sus ojos, no eres más que una res. No existe tal cosa como los monstruos y, en el peor de los casos, tú no eres sino alguien desventurado y confundido que sufre un delirio pasajero. Culpa de tu actividad como cazador a motivaciones mundanas: celos, avaricia, cólera. Cuanto más vanal sea la mentira que cuentes, más creíble la encontrarán los monstruos, porque les recordará a ellos mismos.
Si la Policía o los medios ponen sus manos sobre ti (o, peor aún, si llegas a ser capturado por los monstruos), recuerda que ellos juegan en casa y tienen ventaja. Para escapar, cualquier estratagema que te resulte aceptable es permisible. Utiliza las tácticas de los monstruos. Miente. Roba. Traiciona.


PERMANECE EN EL SIGILO: Yo sería el primero en estar de acuerdo con la afirmación hecha por Constructor50 de que la sociedad occidental está casi irremisiblemente corrupta, manchada por influencias antinaturales, como una casa que apesta a orines. Los monstruos engordan en las alturas mientras los demás nos esforzamos per comprender cómo es posible que las estructuras que nos parecían tan inocentes cuando éramos niños se hayan vuelto tan viles.
Yo tuve un hijo... una vez.


NO TE DEJES COGER: Es así de simple. Cada plan debería incluir un procedimiento de escape, seguido por una limpieza. Pasados treinta minutos desde que hayas hecho tu jugada, deberías encontrarte por lo menos a 15 kilómetros de la escena. Si esto es imposible, entonces (a) has permitido que la situación se te escapara de las manos, en cuyo caso el plan ha fallado y deberías abortarlo inmediatamente o (b) te has implicado demasiado en la caza y te has vuelto descuidado.
No me importa cuántos zánganos haya en la casa. Entra. Encuentra al titiritero. Administra justicia. Sal. Podrás limpiar el lugar de zánganos la próxima semana o el próximo mes o simplemente dejar que se desmoronen por sí solos. No pierdas el tiempo registrando todas las habitaciones. Cada minuto te acerca 60 segundos más a la Policía.
La nuestra es una guerra de desgaste y, por tanto, una victoria que supone que seas capturado por los monstruos o sus secuaces es, en el mejor de los casos, una victoria amarga. El golpe quirúrgico es mejor. Causa daño. Desparece. Vuelve a hacerlo.





Información recopilada por [^YOKO^]
avatar
[^YOKO^]
Veterano
Veterano

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 30/12/2011
Localización : #Heaven_bar Centrina.tk

Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/channel/UCPcA5ufATlhU3sgiSu4vUHw

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.