Ambientación - Unas palabras sobre Internet

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ambientación - Unas palabras sobre Internet

Mensaje  [^YOKO^] el Lun Feb 06, 2012 9:24 am



UNAS PALABRAS SOBRE INTERNET




Internet es una de las armas más poderosas en el arsenal de los cazadores. Les permite percibir y establecer una cultura genuina por medio del intercambio de las ideas. A medida que el tiempo avanza y más cazadores exponen y debaten sus similitudes y diferencias, los propios credos comienzan a tomar forma como organizaciones políticas, ideológicas a incluso religiosas. Internet también brinda a los cazadores la oportunidad de discutir los fundamentos de su misión y los métodos con los que enfrentarse a las criaturas, de transmitir advertencias y de prestar consejo sobre el uso de sus extraños poderes.

El Internet del Mundo de Tinieblas es básicamente la misma que la del mundo real, con la incorporación de algunos elementos misteriosos y sobrenaturales. Ambas pueden compararse en términos generales. Si estás familiarizado con la realidad de la Red, puede que hayas advertido algunas "lagunas" o incluso imposibilidades aparentes en la manera en que opera para los exaltados. Lo fundamental es: ¿Por qué los monstruos, que aparentemente dominan la tecnología moderna, no han descubierto del todo los planes de los exaltados? ¿Qué los mantiene en la oscuridad o inactivos? Sí, los cazadores temen la intrusión electrónica del enemigo y hay señales de que tal ofensiva se ha producido (por ejemplo, la desaparición de la primera hunter-net) pero, ¿Por qué se ha producido de forma tan limitada si estamos hablando de un sistema de comunicación instantáneo y global?

En Internet, el secreto y la privacidad son funcionalmente imposibles. O, en el mejor de los casos, están sometidas a un constante asedio. Incluso contando con fondos prácticamente ilimitados, la seguridad no es nunca absoluta. Preguntadle a Microsoft o al Pentágono. Si estás familiarizado con otros juegos del Mundo de Tinieblas, sabrás que los problemas de seguridad de los cazadores se agravan por la existencia de grupos de criaturas sobrenaturales sumamente hábiles en el uso de la tecnología de Internet (hablamos de los magos, principalmente, pero incluso algunos hombres lobo cuentan con alta tecnología en sus casas).
Toma sólo un elemento, de enorme importancia en la conformación de la incipiente cultura de los cazadores, el correo electrónico. Los mensajes que se transmiten electrónica mente no sólo existen en los ordenadores del remitente y el receptor (aunque éstos sean seguros). Se conservan durante algún tiempo en los ordenadores de los administradores del servicio de correo y en varios super-ordenadores que registran a impulsan el correo a través de las líneas principales de Internet. Un "tecnomonstruo" puede utilizar sus poderes sobrenaturales para superar cualquier muro de fuego preparado por los mortales, incluso el más sofisticado, y descubrirá un montón de cosas sobre la otra vida de tu personaje leyendo su correo.

Puesto que se basa en el correo electrónico, hunter-net no es seguro. Como se mencionó antes, algo o alguien ha destruido el sitio y la lista al menos una vez (véase Capítulo I del libro básico). La misma fuerza u otras diferentes pueden haber engañado a los técnicos que administran la red en general y haber descubierto las verdaderas identidades y localizaciones de muchos cazadores. Es casi seguro que algunos exaltados han perdido la vida como consecuencia de tales brechas de seguridad. Y a pesar de ello, la red continúa siendo para los cazadores el medio más vital de organizarse, intercambiar ideas y establecer una identidad. A pesar de todos los peligros asociados, la de los cazadores se está constituyendo como una ciber-cultura.

Internet es demasiado compleja y dinámica como para que nos refiramos aquí a todos los medios que podrían utilizarse para descubrir (o proteger) la presencia de los cazadores. Y, como ya se ha dicho, algún pirata informático (o un monstruopirata informático) acaba siempre por encontrar la manera de atravesar, circunvalar o esquivar cualquier protección. Por tanto, lo que sigue no es sino una colección de sugerencias para incorporar a tus partidas la interacción de monstruos y cazadores a través de la Red. Esperamos que el dinamismo de Internet entre a formar parte de tu crónica, pero eso significa aceptar tanto los pros como los contras. Los siguientes puntos describen la organización de hunter-net y ofrecen explicaciones racionales al hecho de que la presencia en línea de los cazadores siga siendo un relativo secreto.

Antes de que las criaturas puedan utilizar contra los humanos la presencia en Internet de los cazadores, el enemigo debe descubrir la presencia de los exaltados. La mayoría de las criaturas no sabe lo que son. ¡Y mucho menos que utilizan la Red para organizarse! Considera también que muchos de los enemigos de los cazadores no encuentran utilidad a los ordenadores y, por tanto, difícilmente saben utilizarlos. Muchos fantasmas no sienten el menor interés por la tecnología moderna y los chupasangres con siglos de edad suelen recurrir a sus esclavos mortales para hacer la contabilidad. Por tanto, la presencia de los exaltados en la red pasa inadvertida en gran medida porque pocos enemigos saben que deben buscarlos, allí o en cualquier otra parte.

Además y de momento los cazadores son un grupo muy joven. Acaban de unirse (¿o se les ha inculcado la consciencia?) a la cosmología del Mundo de Tinieblas. Dado el poder milenario que atesora lo sobrenatural, un grupo recién aparecido como éste apenas atrae la atención. Para los ojos arcaicos, esta gente extraña no es más que un grupo de advenedizos mortales. Sencillamente, los cazadores no han existido el tiempo suficiente para producir un impacto, aparte de dejar una pequeña huella en Internet. Todavía no es de extrañar que pasen inadvertidos (no obstante, la vida pasa muy deprisa en la red. La mayoría de los chips tiene una vida útil de meses y no años. El tiempo corre en contra del anonimato electrónico de los cazadores).

Por lo que se refiere a los piratas informáticos humanos - gente normal que trata de romper el código de los elegidos -, muy pocos de ellos se molestarían en atacar a presas tan poco importantes, especialmente cuando se trata de gente que se dedica a intercambiar mensajes de naturaleza fanática o sencillamente absurda. ¿Por qué meterse con ellos? No hay gloria alguna en añadir estos dementes a una lista de triunfos. El peligro de los ataques humanos estriba en el daño fortuito: los virus y la posibilidad de que las autoridades sean informadas de una página web en la que se habla abiertamente de asesinatos y otras actividades ilegales.


Afortunadamente, los cazadores no conocen los nombres reales de las criaturas a las que se enfrentan. Sí, "vampiro" es un término común que puede encontrarse en una forma a otra en diferentes culturas pero los exaltados tienen que crear sus propios nombres cuando penetran en territorio extranjero (¿Cómo llamas exactamente a una bestia de más de tres metros de altura, con la piel azul y unos formidables músculos?). Por tanto, el contenido de los mensajes de los cazadores no suele activar las alarmas de aquellas criaturas que observan la red. El hecho de discutir sobre "fantasmas" u "hombres lobo" en Internet no indica conocimiento sobre la verdadera naturaleza o la existencia de estas criaturas y, por consiguiente, no atrae su atención. Lo mismo puede decirse de otros términos, como "chupasangres", "trasgos" u "hombres bestia". Tales nombres no significan casi nada pare las masas ignorantes. No son algo de lo que preocuparse.
La misma ignorancia permite a los mensajes de los cazadores pasar inadvertidos bajo los radares de los piratas informáticos humanos. La correspondencia sobre matar vampiros y demonios es algo que todos los pirados de la red conocen bien. Es lo mismo que hacían cuando jugaban al rol. A los ojos de los piratas informáticos, tales mensajes no significan en modo alguno una confesión genuina.


Además, los diseñadores de hunter-net (y otros sitios relacionados con los cazadores) han implantado políticas de seguridad pare protegerse. Los servicios de correo electrónico de hunter-net, por ejemplo, están basados en red; un exaltado con acceso a Internet y una terminal puede conectarse y acceder a su correo desde cualquier parte. Hunter-net no es un Proveedor de Servicios de Internet, como Mindspring o AOL, así que quienes quieren enviar mensajes tienen que conseguir acceso por medio de fuentes independientes. Por tanto, no existe un registro central con información de los cazadores y el ordenador que administra hunter-net puede ser trasladado en cualquier momento.
Aquellos valientes elegidos que gestionan el servicio guardan la mínima información posible sobre los usuarios. Los técnicos no archivan las direcciones de correo y no conservan los mensajes en sus servidores demasiado tiempo. "Léelo o lo perderás" es la regla tácita. Además, los administradores piden a los usuarios que cambien sus contraseñas regularmente y, cuando reciben una solicitud de inscripción, nunca piden información personal que podría revelar la dirección o el nombre verdaderos de un contribuyente. Finalmente, la admisión a hunter-net se produce sólo por invitación y se utilizan niveles múltiples de seguridad para verificar la identidad de cualquier suscriptor potencial.


Lo sepan o no, los cazadores que frecuentan la red tienen un poderoso aliado en su interior, quizá su mejor activo: los Mensajeros. Pare expresarlo de forma sencilla, han ocurrido algunas cosas extrañas en línea que no pueden atribuirse a ningún diseñador de sitios web y que nadie es capaz de explicar. La sorprendente reaparición de hunter-net después de su destrucción es un ejemplo palmario. Varios cazadores creen que los responsables de esta restauración son camaradas, pero nadie ha reclamado el crédito.
Así que, ¿quién volvió a poner en funcionamiento el sitio? Algunos dicen que las mismas fuerzas que crean a los exaltados. Esta teoría tiene alguna credibilidad Algunos cazadores aseguran ser capaces de reforzar la seguridad en línea, crear muros de fuego y manipular sistemas con sus facultades. El hecho de que, cede vez con más frecuencia, se esté informando sobre la aparición de nuevas facultades no hace sino reforzar tal posibilidad aunque en la actualidad se desconoce qué grupos entre los cazadores podrían ser los que poseen poderes sobre la tecnología.


Para algunos exaltados, que siempre, incluso en sus primeros días, han percibido la caza con una perspectiva amplia, no resulta sorprendente la intervención en línea de los Heraldos. Estos filósofos apuntan a la instintiva adopción de Internet por parte de los cazadores y sugieren que la red es intrínseca al destino y el propósito de los exaltados. Aunque el mundo material podría estar más allá de toda ayuda, el mundo electrónico podría ser limpiado de la manipulación de los monstruos. ¿Es Internet un mundo para heredar, un mundo en el que la identidad de los humanos pueda existir sin ser molestada? Quizá esto fue lo que los Mensajeros tuvieron en mente desde el principio y pretendan guiarnos hacia el reino electrónico. ¿Quién puede estar seguro cuando es tanto lo que se ignora de los Heraldos?
Y, claro, luego están los inevitables cazadores que creen que todo esto no es más que una mierda. ¿Qué tiene de buena una herramienta que no puedes sostener entre las manos?, dicen. Para ellos, un 2x4 o un palo de golf roto es todo el medio de comunicación que necesitan. Para estos cazadores, las herramientas sencillas son más que suficientes pare ganar la guerra. Internet que se joda.

ALIAS EN HUNTER-NET


Hunter-net y otras listas de correo aplican un sistema de numeración a los nombres de sus miembros, que quedan como "Ratondebiblioteca55". Hunter-net no es AOL: los números tienen una razón de ser. Los técnicos los llaman "números de posición". Se asignan en el orden aproximado en el que los cazadores se unen a las listas. Así que, Metalúrgico22 ha sido miembro desde mucho antes que Metalúrgico122. Sin embargo, no te dejes engañar por los números de posición. No son necesariamente expresión de la experiencia de un cazador. Uno de los primeros exaltados podría haberse unido a hunter-net desde el principio pero no haber cazado demasiado. Al mismo tiempo, otro cazador podría ser un veterano de una cruzada personal y haber descubierto hunter-net mucho más tarde. El aficionado tendría un número de posición mucho más bajo, pero el recién llegado está mucho más experimentado. No obstante, podría ocurrir lo contrario. En definitiva, la única prueba válida es la sabiduría, pasión y utilidad directa de los mensajes de un suscriptor... y la existencia continuada de éste.
La conclusión es: no asumas que el número de posición es necesariamente un reflejo de las capacidades de tu personaje... o de la de otros cazadores.



Información recopilada por [^YOKO^]


Última edición por [^YOKO^] el Mar Jul 28, 2015 9:43 am, editado 4 veces
avatar
[^YOKO^]
Veterano
Veterano

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 30/12/2011
Localización : #Heaven_bar Centrina.tk

Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/channel/UCPcA5ufATlhU3sgiSu4vUHw

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.